Las Misiones son una actividad primaria en nuestra Congregación. Los Misioneros Pasionistas estamos en los cinco continentes y trabajamos actualmente en 52 países. Todas nuestras comunidades tienen un deber misionero, que se manifiesta en la preocupación por los que están lejos, al igual que se preocupan por los que están cerca (AG. 36-37). Nos acordamos de los misioneros, nos comunicamos con ellos y cooperamos con ellos y con sus proyectos.

Nos preocupamos por:

Sensibilizar a nuestra sociedad sobre cuál es la verdadera situación del mundo.
Difundir las noticias sobre las misiones y las necesidades urgentes de los países empobrecidos.

NUESTRA LABOR MISIONERA no se limita exclusivamente a administrar los sacramentos. La evangelización, la formación y la capacitación de líderes cristianos ocupa un lugar prioritario en nuestra Misión. Nuestra vocación misionera nos lleva a dejar familia y amigos para entregar nuestra vida a los pobres y anunciar el Evangelio de la Cruz a los pueblos más lejanos.

NUESTRA LABOR MISIONERA abarca también los campos de la promoción humana y la cooperación al desarrollo.

Las principales áreas de los proyectos son:
Educación
Salud
Nutrición
Economía Familiar
Medio Ambiente
Derechos humanos
Nuestra pasión es compartir la vida, la cultura y la religión de los pueblos del Sur con los que vivimos. Allí nos llevaron nuestra vocación y nuestra fe.

Te invitamos a conocernos, a descubrir la cultura de otras gentes, nuestras actividades y la manera de hacer cosas concretas para que nuestro mundo sea diferente.